PRESENTACIONES DE ARQUITECTURA: CÓMO USAR LAS IMÁGENES

Este año se realizaron por primera vez en Trimarchi unas conferencias sobre arquitectura que no nos podíamos perder: eran la oportunidad de ver a varios arquitectos comunicando sus proyectos. Tras participar decidimos escribir una nota aportando algunas reflexiones desde nuestra mirada audiovisual con la intención de ayudar a mejorar futuras presentaciones. Ahí van.

 


PIENSA EN GRANDE
. Algunas de las charlas parecían haber sido concebidas para aulas o espacios reducidos, por lo que no acabaron de funcionar bien en el Auditórium (con una capacidad para 1.000 personas): muchas de las imágenes no se veían bien y los textos, en su mayoría, eran ilegibles.  Para evitar esta situación, lo conveniente sería preparar presentaciones que puedan visualizarse correctamente en cualquier lugar – sea grande o pequeño -, y eso implica:
  • Evitar mostrar varias fotografías en una misma diapositiva, lo idóneo es presentar las imágenes aisladamente y en el tamaño más grande.
  • Si se incluyen textos, deben ser cortos, concisos, y en letras grandes.
COHERENCIA ENTRE EL DISCURSO Y LA IMAGEN. En varias conferencias, se expresaron ideas respaldadas en imágenes que no se correspondían. Es interesante tener claros qué conceptos se quieren transmitir y ejemplificarlos visualmente para que el mensaje llegue con fuerza a la audiencia.
SI COMUNICAS, PLANIFICA. En algunos casos, se notó la falta de material audiovisual para explicar conceptos fundamentales. Una de las conferencias, por ejemplo, giró en torno a la importancia del proceso pero no apareció ni una sola imagen representando esta idea. Cuando un estudio de arquitectura se plantea la comunicación y difusión de su trabajo, es ventajoso que dedique tiempo a documentar todas las fases del mismo, en especial, las que constituyen puntos diferenciales respecto a otras propuestas.
LAS IMÁGENES HABLAN. Las charlas que se apoyaron en imágenes de calidad (cuidadas estéticamente, correctas técnicamente, bellas),  generaron mejor impresión que las que utilizaron fotografías meramente testimoniales. Parecerá algo muy obvio,  pero era una lástima que proyectos increíbles se deslucieran y no acabasen de entenderse  al estar acompañados de imágenes “flojas”. Es importante disponer de registros  visuales que realcen el trabajo, todos sabemos que una imagen vale más que mil palabras.

 

En resumen, las imágenes constituyen una herramienta fundamental en las presentaciones de arquitectura,  pero para que comuniquen adecuadamente el mensaje que se pretende deben reunir unas condiciones:
  • Ser de calidad
  • Acompañar el discurso
  • Reflejar las temáticas que interesan destacar
  • Visualizarse correctamente
  • …y ser bonitas
Cierro la nota señalando dos cosas más. Por un lado, no perder de vista que normalmente estas conferencias se dirigen a un público especializado, con  sensibilidad artística, que sin duda valorará más que otras audiencias el esfuerzo profesional y estético de las exposiciones. Por otro lado, recordar que las posibilidades del sector audiovisual están en constante evolución y es posible que haya herramientas visuales que desconozcas. Lo ideal, es que  en cada proyecto que se emprenda  cuentes con el asesoramiento de profesionales para buscar la solución que mejor se ajusta a tus necesidades de comunicación.
No Comments

Post A Comment