«LO QUE SÓLO SE VE CON EL ALMA», MUESTRA ARTÍSTICA DE LA ARQUITECTA MARÍA EUGENIA MILLARES

Es docente en la Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño de Mar del Plata. También trabaja en el Área Preservación del Patrimonio de la Municipalidad del Partido de General Pueyrredón. Es investigadora, co-autora del libro “Mar del Plata y su Patrimonio Residencial. Guía para descubrirlo y valorarlo”, del que ya está preparando la segunda parte. Entre tantas ocupaciones ha encontrado tiempo para su arte: dibuja, escribe poesía y hace fotos de ciudades. Su obra está expuesta en el CAPBA DIX hasta el 29 de septiembre de 8 a 18hs (entrada libre y gratuita de lunes viernes). Hay que visitarla.

 

María Eugenia con sus libros

Hace tres semanas asistí a una charla en el Colegio de Arquitectos y me encontré de casualidad con el trabajo de Millares. Me sorprendió la utilización de tres disciplinas (poesía, dibujo y fotografía) para abordar una misma temática, las ciudades, y sus ilustraciones caóticas me atraparon, así que decidí conocerla y que me explicara que había detrás de aquellas producciones. Me encontré con una mujer de 42 años que, sin exagerar ni un poco, aparenta diez menos. Sus ojos están llenos de vida como los de una niña, pero cuando empieza a hablar te das cuenta de que tiene un largo camino recorrido, sabe muy bien lo que dice, es toda una experta. Más allá de su faceta académica descubro a una María Eugenia apasionada- ella dice obsesiva-, llena de curiosidad y admiración por las ciudades, por todo lo que en ellas habita. Ha encontrado en el arte la manera de expresar este amor y de contagiárselo al resto, y lo hace realmente bien.

 

En la exposición encontramos unidas tres expresiones artísticas diferentes, ¿cómo concebiste esta unión?
Ha sido la oportunidad de mostrar lo que soy. Hoy soy esto. Estas tres disciplinas son lo que me hacen feliz. Los dibujos decidí ponerlos junto a citas de autores que me emocionaron. Las fotos van acompañadas de versos míos, donde le escribo a la ciudad. Son sacados del cuaderno que llevo siempre conmigo y unidos para la ocasión.
Desde siempre me han interesado las ciudades, tanto sus cualidades como sus problemáticas. Recuerdo que cuando tenía 8 años me regalaron un libro infantil, “Pueblo Florido”, que me impactó y sembró en mí por primera vez esta inquietud. Luego, durante mi formación profesional de grado y postgrado, importantes profesores e investigadores hicieron que mi percepción se ampliara y descubriera nuevas miradas. Más tarde, la fotografía y la poesía hicieron que aumentara mi sensibilidad.

Fotografía de ciudad

 
¿Por qué no usas color en tus obras?
No sé por qué, supongo que el blanco y negro representa una mirada más nostálgica, tal vez por mi trabajo, en el que reviso constantemente muchas fotos antiguas. También hay algo de pena, por la pérdida del patrimonio, de elementos valiosísimos para nuestra identidad.
Llevas años indagando en la ciudad, en el patrimonio arquitectónico, en la identidad de la arquitectura. ¿Cómo influye este trabajo en tu obra artística?
Influye profundamente en toda la obra. Siento una gran preocupación, no sólo por la pérdida de la identidad vinculada a la tradición constructiva, sino también de los árboles, del valor hacia los espacios públicos, todo lo que conforma un hábitat agradable…La muestra tiene que ver con “aprender a mirar” y preservar, pero con todos los sentidos, de ahí su título: Lo que sólo se ve con el alma.
¿En qué ciudad o ciudades se basa tu trabajo?
Hay una influencia de todas las ciudades de mi imaginario, las de mis propios viajes y de las que estudio, no sólo se refieren a Mar del Plata.
Explícame un poco cómo es el proceso creativo.
Siempre voy con un cuaderno donde lo anoto todo. Los dibujos surgen de manchas generales, hechas con rodillo, y después todos tienen algunas pocas líneas guías de base en lápiz sobre las que se desarrollan, pero no hay bocetos previos. Suelo trabajarlos en casa, necesito ese espacio de soledad para poder concentrarme. No es que me sienta y diga “voy a escribir un poema”, me viene solo, por eso voy siempre con el cuaderno. Y lo mismo me pasa con los dibujos: generalmente tengo tres o cuatro a la vez sobre los que estoy trabajando, y dependiendo de mi estado anímico decido trabajar sobre uno u otro. Como camino mucho la ciudad, también siempre ando con mi celular a mano para capturar algo que me llame la atención. En mi estudio tengo varias cosas siempre sobre la mesa, como con los libros, por eso mis procesos son bastante largos. Desde hace cuatro años participo en talleres de literatura, dibujo y fotografía que me ayudan a alinearme, a orientarme un poco.

Poesía

¿Estás en contacto con otros artistas?
Siempre que puedo voy a ver muestras y cuando viajo visito los museos…Tengo amigos artistas plásticos y en general muchos colegas arquitectos tienen de hobby el arte. Además, al participar en los talleres artísticos me junto con gente que comparte mi misma sensibilidad.
¿Qué esperas transmitir con tu obra?
Lo que pretendo es que tras visitarla, la gente salga a la calle y “le pase algo”, que sienta, que observe, que contemple. Que ponga en marcha los sentidos. También hay una búsqueda personal, hay algo que necesito transmitir, algo que pretendo contar, una historia, no sé bien todavía. Supongo que tratar de entender las ciudades y qué le pasa a la gente en ellas, es un “redescubrir”, es en parte intentar entenderse uno, conocerse, asombrase y emocionarse.

 

La obra de María Eugenia es intimista. Al recorrerla te das cuenta enseguida de estar frente a una persona observadora, sensible, detallista y obstinada, y pese a que la muestra no tiene un objetivo en sí misma, consigue que miremos más hacia arriba, no sólo donde pisamos, y prestemos atención a los sonidos, olores y texturas presentes en la ciudad.
Les propongo poner en práctica algo que hace María Eugenia y que me pareció precioso: “cada día anoto algo bueno que me regala la ciudad”. Volviendo a casa después de hacerle la entrevista, en Independencia y 3 de febrero la ciudad me regaló el abrazo de dos árboles de especies diferentes, que se unen para convertirse en uno solo.
 
No Comments

Post A Comment